Los viajes se han convertido en la afición del siglo XXI, cada vez mayor número de personas deciden pasar sus vacaciones conociendo culturas diferentes. El turismo ha aumentado enormemente gracias a la democratización de los medios de transporte, por lo que hoy en día lanzarse a una aventura en cualquier lugar del mundo resulta realmente sencillo. Aun así, todavía hay mucha gente que considera que realizar un viaje es algo muy costoso, solo posible para bolsillos adinerados, o una pérdida de tiempo. A vosotros os recomendamos que no dudéis ni un instante, busquéis un destino que os seduzca y os zambulláis en una aventura que no olvidaréis, os divertiréis, aprenderéis, viviréis experiencias fascinantes, y sobre todo, creceréis como personas. Viajar es una de las mejores inversiones que podemos hacer, y la única compra que realmente nos hace más ricos.

Pero, para los que todavía os lo penséis:

¿por qué debéis viajar?

1. Viajar con amigos, en familia o solo, supone crecer como persona. Esta experiencia hace que expandas tu zona de confort, tomes tus propias decisiones, te comuniques y conozcas gente nueva. Lo que te hará madurar, aprender de otras culturas, aumentar tu tolerancia y respeto por otras formas de vida. Además, es un estímulo y desarrollo para el cerebro, ya que potencias la variedad y el desafío. Aprendes cosas nuevas como organizar el viaje, interpretar un mapa, conocer otros idiomas, etc.

2. Un viaje es una experiencia con el entorno pero también contigo mismo, te ayuda a conocerte mejor, reflexionar sobre tu forma de vida y lo que quieres de ella. Al desconectar por unos días de nuestras rutinas diarias, podemos pensar mejor en nuestras aspiraciones y objetivos.

3. Otro de los deportes más sanos que existen es conocer gente nueva, distinta a nosotros, con otros puntos de vista de la vida, otros sueños, otras vivencias y tradiciones. Todo esto será una experiencia única y fascinante.

4. Experimentar es una de las grandes atracciones para el ser humano. Disfrutar de sabores, olores y visiones diferentes de la vida ampliará nuestras perspectivas hacia nuevos horizontes, nuestra confianza, con nuevos retos y desafíos. Todo esto es viajar, cambiar tu mundo, crecer, y una vez que vuelvas de cada viaje, serás una persona distinta a la que fuiste, más segura, abierta y más apasionada por la vida.

5. Otro fantástico motivo para viajar es pasar una experiencia única, los viajes están cargados de imprevistos, situaciones y las anécdotas más divertidas. Existen para todos los gustos, amables, embarazosas o de lo más inverosímiles, pero todas ellas, tanto en el momento de producirse como contándolas después, nos provocarán más de una carcajada.

Por ejemplo, os recomendamos que si visitáis Argentina recordéis las diferencias lingüísticas, no os vaya a pasar como a nuestro amigo Diego. Él generó una serie de malentendidos por no saber que “estar solo”, allí no significa encontrarte en soledad, sino no tener pareja. Y qué decir cuando preguntó a los locales cómo podía coger un autobús, la imagen de pervertido que provocó no se la quitará en mucho tiempo, pero cada vez que lo cuenta a los amigos sigue habiendo carcajadas.

Fin de semana romántico

Todos estos planes son muy bonitos, pero si lo que buscas es relajarte unos días mientras planificas un viaje para conocer culturas diferentes, te recomendamos una escapada romántica a nuestro Hotel Rural en Villalonga, muy cerca de Gandia, en la provincia de Valencia.

¿Te apetece pasar un fin de semana romántico con nosotros? Envíanos un email a info@casababel.com o llámanos al 96 295 81 83 para más información.