¿Buscando una escapada romántica? ¿O un fin de semana de relax para desconectar del trabajo? ¿Qué tal unas rutas de senderismo por un entorno de paisajes espectaculares?

Todos necesitamos y nos merecemos un poco de descanso de la ajetreada vida que llevamos. Si estás cansado de tomar horchata de chufa cerca de tu casa y buscas alternativas al turismo de interior más allá de la casa rural tradicional, en Villalonga puedes encontrar el lugar perfecto.

Cómo llegar a Villalonga

A poco más de una hora de Valencia capital y limitando con la provincia de Alicante, el pueblo de Villalonga, en plena comarca de La Safor te ofrece historia y tradición en contacto pleno con la naturaleza. Y además, las playas de Gandía están a tan solo 11 kilómetros. Montaña y mar para pasar unas vacaciones lejos del mundanal ruido.

Por qué elegir Villalonga como destino de relax

Villalonga posee tanta historia como patrimonio natural. Honra su pasado y cuida su medio natural con pasión y respeto. Y además está comprometido con el movimiento slow: desacelera tu vida, relájate y disfruta. Todos los vecinos están implicados en la creación y mantenimiento de un pueblo sostenible y saludable.

La marca de calidad «Villalonga#Villaverde» indica un territorio bien cuidado y una oferta de servicios hosteleros integrada en el medio natural.

Para quienes buscan un hotel con encanto, que tenga servicios de spa y masajes para disfrutar encontrarán en Villalonga su alojamiento ideal decorado con clase y distinción. También las parejas descubrirán un hotel romántico en el que disfrutar sin prisas.

Y si, además de relajación, el viajero busca realizar rutas senderistas, Villalonga ofrece cuatro rutas:

  • De la vía Verde
  • De la sierra de Safor
  • De la Laguna
  • De Villalonga Forna

Sorpréndete con un destino que quizá hasta ahora no conocías, pero esperamos que se convierta pronto en uno de tus favoritos. Villalonga tiene cuanto necesitas para unas vacaciones perfectas, saludables y ecológicas.

Visita nuestra web para tener más información sobre el alojamiento ideal en Villalonga: Casa Babel.