En vacaciones es muy complicado conseguir una organización que te permita llevar a cabo todos esos hábitos saludables que tienes programados en tu habitual rutina del día a día. Además de la dieta, que es muy importante seguir con un cierto orden (aunque en vacaciones podemos permitirnos algún que otro desliz, pero sólo ocasional), no tenemos