Cuando tratamos de evadirnos y relajarnos placenteramente debemos sublimar todos nuestros sentidos: vista, gusto, oído, tacto… y por supuesto olfato. Olores y perfumes pueden crear sensaciones únicas que merece la pena estimular para olvidarnos de todo y simplemente disfrutar. Por este motivo en Casa Babel queremos presentaros una nueva posibilidad para que vuestra estancia sea