“El Racó del Duc” es un paraje natural de gran belleza, calificado entre los mejores de la Comunidad Valenciana, situado entre las poblaciones de Villalonga y l'Orxa. Ambos municipios distan unos doce kilómetros.

ruta-raco-del-duc ruta-raco-del-duc-datos

Para llegar hasta allí nos situaremos en Villalonga, al final de la calle Estación, en dirección a la Reprimala donde se encuentra la primera de las cinco Fábricas de luz que veremos a lo largo de todo el recorrido (eran pequeñas centrales de transformación hidroeléctricas, que aprovechaban el caudal del rio Serpis y que antiguamente fueron, en su mayoría, molinos). Esta primera fábrica, conocida como Fabrica de la Reprimala, pasó de ser un molino de harinaa una fábrica de papel, para llegar a manos de Luis Santonja, que la transformó en fábrica de luz. El edificio, situado en la ribera izquierda del río Serpis, nos aparece vistoso desde el puente de hierro. Allí, lugar de veraneo de las gentes de Villalonga, descubriremos a nuestra izquierda, donde comienza la subida más pronunciada de nuestra excursión, la Fuente de la Reprimala, de buenísima agua fresca con cualidades medicinales.

Continuaremos la marcha ascendiendo por la costera hasta llegar a una cantera, al sobrepasarla, nos situamos ante un cruce de caminos, tomaremos el de in derecha, que nos llevara hasta la antigua plataforma del ferrocarril Alcoi-Gandia, de la Compañía Alcoy and Gandia Railway and Harbour Compañero Limited, tren que unía comercialmente la comarca de l’Alcoià con el puerto de Gandía, la cual va paralela al rio y que ya no abandonaremos en toda la ruta. El itinerario por lo tanto, a pesar de la pendiente de la Reprimala, es totalmente llano. También se puede ir en coche hasta la cantera y comenzar la ruta en este punto. Siguiendo adelante, se pueden ver las ruinas de la segunda fábrica de luz, denominada “la del Céntim” o “dels Ullals”.

A lo largo del recorrido pasaremos por cinco túneles, que salvan las paredes de la Sierra de la Safor, por lo que se recomienda llevar una linterna. Poco después de recorrer los cinco primeros kilómetros y antes de entrar al primero de los túneles (el más largo con 250 metros) hay un camino a la derecha que baja hasta el rio, desde donde se ve la tercera fabrica, la “Fábrica de la Mare de Déu”, allí mismo existe un pequeño ermitorio conmemorativo del hallazgo de in imagen de Nuestra Señora de la Fuente, patrona de la población, ya que fue aquí donde, segúnla tradición, el 17 de agosto de 1708, un carbonero de Villalonga llamado Senent Pla, se la encontró flotando río arriba. También en el río, y a lo largo de todo el trayecto, podemos ver los antiguos azudes que pertenecían a las fábricas de luz mencionadas.

Más adelante divisamos la Fábrica del Racó del Duc, la cual se encuentra en uno de los tramos más bellos del paraje. A la altura del Azud de Morú, a nuestra izquierda,  está la senda PR-CV-42 que sube a la Cima de la Safor.

Después llegamos a la última de las fábricas o Molins del Infierno, que sirvió antiguamente como lugar de descanso de los viajeros y del tren, donde cabe hacer una parada para disfrutar de su entorno, y visitar los restos de un antiguo ermitorio y un magnifico cedro en su portada, hasta aquí llevamos recorridos 7 km.

Esta fábrica, marca el límite provincial y por lo tanto de término. Una vez cruzado el puente, ya estamos en el término de l'Orxa. Si continuamos la ruta llegaremos a L'Orxa.

ruta-raco-del-duc-fotos

Más información en la página web del Ayuntamiento de Villalonga: www.villalonga.es.