En vacaciones es muy complicado conseguir una organización que te permita llevar a cabo todos esos hábitos saludables que tienes programados en tu habitual rutina del día a día. Además de la dieta, que es muy importante seguir con un cierto orden (aunque en vacaciones podemos permitirnos algún que otro desliz, pero sólo ocasional), no tenemos tampoco que olvidarnos de la importancia del ejercicio.

Mientras que en ocasiones, cuando nos quedamos en casa hay quien aprovecha para aumentar su ritmo de ejercicio ya que dispone de más tiempo libre, muchas otras veces estamos saturados de
planes y lo dejamos apartado. En especial, cuando estamos de viaje esta circunstancia se agrava, ya que lo que queremos es disfrutar del destino al que nos hemos dirigido y no estamos para rutinas.

Hotel con deportes en Villalonga

Aquí os dejamos unas cuantas recomendaciones que podéis tomar si no queréis perder de vista vuestro ritmo de ejercicio, con todo lo que ello puede conllevar a vuestra línea.

  • Si viajáis a un hotel, hay que ponerse al día cuanto antes de todos los servicios y actividades que haya. No siempre tiene por qué ser el típico gimnasio. Por ejemplo, en Casa Babel hay una multitud de rutas por los alrededores de Villalonga que se pueden realizar tanto a pie, en bici o incluso en Segway. En este sentido, cuanto más nos pueda ofrecer el hotel y más completo sea mejor.
  • Combinar el ocio con el ejercicio es la forma más llevadera de conseguir mantener el interés en vacaciones. Por ejemplo, si estamos de viaje vamos a tratar de hacer rutas y paseos para investigar la ciudad, o como en el anterior punto, está bien que busquemos actividades que normalmente no podemos hacer a lo largo del año para aprovecharlas ahora.
  • Como siempre, ayuda mucho el practicar deporte en compañía para hacerlo más divertido y llevadero. En las épocas clásicas de vacaciones siempre hay más gente con tiempo libre disponible, así que aprovéchalo para darle un enfoque lúdico y social que te hará verlo con menos pereza.

En Casa Babel podéis disfrutar de la naturaleza, de la buena comida sana y del deporte. En el pueblo hay incluso pistas de padel para poder practicar este deporte. Si quieres disfrutar de una estancia romática, pero a la vez mantener la forma, Casa Babel te ofrece la combinación perfecta: Disfruta en pareja del spa y disfruta de largos paseos y rutas por la increíble naturaleza de sus alrededores.